Un proyecto que nace desde la sumillería

Un proyecto que nace desde la sumillería

«Gallina de Piel» es un proyecto que nace desde la sumillería ya que David ha ejercido el arte de la recomendación de vinos en restauración gastronómica desde hace veinte años.

 

Una de las herramientas de comunicación y disfrute de que dispone un sumiller son los maridajes, o la combinación entre el vino y el plato con el objetivo de realzar la experiencia del comensal.

 

Si el maridaje es un arte, una ciencia, una pseudociencia, un cuento o una herramienta de venta aún está en cuestión, es el eterno debate de la sumillería. Sin embargo, para nosotros es una fuente de disfrute y placer, “el vino revela su mejor cara en la mesa, con comida” dijo Alain Senderens, el que fuera el impulsor del maridaje contemporáneo desde su mítico restaurante Senderens, en París.

 

No queremos desde estas páginas sentar ningún tipo de cátedra, pero tampoco pretendemos hablar de la harmonía sólida y líquida de una manera banal, por tanto todas las recomendaciones serán específicas. Intentaremos evitar decir que nuestro vino va bien con carnes blancas, pescados, mariscos, quesos de pasta blanda, etc. sino que haremos recomendaciones veraces, compartiremos los momentos en que mejor se haya mostrado el vino en la mesa, con nombre y apellidos.

 

Nuestro vino va bien con este plato, en este restaurante… esto es un maridaje. Porque al fin y al cabo, podemos teorizar e imaginar, pero es a través de los sentidos, viviendo la experiencia, cuando se tiene potestad para recomendar. Si no lo hacemos así, el maridaje seguirá siendo una fábula.

 

MARDIAJES GALLINA DE PIEL

 

Manar do Seixas 2016 (D.O. Ribeiro)

 

Maridaje Regional Gallego 

 

 

Plato típico de pulpo a la gallega

 

Que los maridajes regionales, aquellos que combinan un producto típico con el vino de la región, dan resultados espectaculares no es un secreto. Probablemente, la costumbre de combinar un vino con un plato, hace que acabemos disfrutando de ello. Los regionales son maridajes repetidos un sinfín de veces, de manera tradicional. Los primeros maridajes de la historia a los que queremos rendir homenaje.

 

«Manar do Seixas» es un vino fresco, penetrante y cremoso. Es Ribeiro en esencia y gran vino en espíritu. Uno de las mejores combinaciones que hemos probado es la que armoniza con un pulpo a feira, o pulpo a la gallega, el plato básico de la gastronomía gallega, en el que el pulpo entero se cuece con maestría para acabar sirviéndolo troceado, con un poco de pimentón, patatas cocidas, aceite y sal.

 

El lugar en donde se aprecia este maridaje de manera más intensa es en la “polbeira” Fuchal, situada en el pueblo gallego de Carballiño, un lugar auténtico en el que el pulpo es tan intenso que tiene sabor a molusco, algo único. Manar do Seixas y pulpo de Fuchal es el maridaje básico con el que más hemos disfrutado.

 

Pulpería Fuchela

Av. 25 de Xullo, 48, 32500 O Carballiño, Ourense

 

Maridaje aromático 

 

Ostra abierta a la brasa, con pimienta negra.

 

Una combinación de nivel gastronómico excelso se vive en el restaurante Gresca, del talentoso Rafa Penya. Rafa es un cocinero especial, tan desordenado como genial, con una intuición que le permite saber combinar los ingredientes con elegancia y sutileza. Él es el Ludwig Mies van der Rohe de la cocina, less is more culinario, sus líneas de sabor pulcras derrochan profundidad gustativa. Gresca es un restaurante imprescindible para cualquier buen gastrónomo, además cuenta con una lista de vinos de lo más personal y auténtico.

 

Uno de los maridaje con los que más hemos disfrutado Manar das Seixas ha sido con uno de los platos antológicos de Rafa, la ostra a la Parrilla, nunca una ostra había aunado sabor y delicadeza de tal manera. Una ostra, una parrilla en su justa medida, unos segundos de espera y ya. La ostra aumenta intensidad y genera un tostado delicioso. Manar da Seixas tiene la suficiente energía para combinar con el profundo sabor de la ostra y una multitud de recuerdos de panadería que combinan con el toque ahumado de la parrilla. Es uno de los maridajes más simples pero más sofisticados que se puedan realizar.

 

Gresca

Calle Provença, 230, 08036 Barcelona

Roca del Crit 2016 (D.O. Empordà)

 

El maridaje más regional

 

Pinetells con ajo y perejil.

 

Los maridajes regionales son un seguro de éxito, el que os proponemos a continuación es el más regional posible, y es que en los alrededores del viñedo de la Roca de Crit, algunos años crecen, de manera silvestre, unos fabulosos pinatells, una seta de nombre científico Lactarius deliciosus que progresa en las zonas boscosas, bajo los pinos y, extrañamente, en la cercanía al mar. Es un producto gastronómico de gran sabor que también se conoce bajo el nombre de níscalo o rovellón. Es intensa y terrosa y como su nombre científico indica, realmente deliciosa.

 

En elBulli, en plena temporada y antes de entrar a trabajar, algunos compañeros solíamos ir a “cazar pinatells”. Conocíamos algunos rincones secretos, como buenos buscadores de setas y, algunas veces, conseguíamos buenas cosechas.

 

Tan bueno era el recuerdo de aquellos días que el primer maridaje que intentamos fue precisamente con pinatells: recién recolectados, sin pasarlos por agua, cortados de manera desordenada, salteados y con un toque de ajo y un poco de perejil, nada más, de una sencillez sabrosísima. La suavidad y las notas silvestres de Roca del Crit, recuerdan en cierta manera los aromas de esta seta y hacen que éste sea un maridaje tan sencillo como emocionante.

 

El huevo crudo, maridaje de alto riesgo ¿o no?

 

Surtido de setas con yema de huevo.

 

Los sommeliers tenemos nuestras obsesiones, el maridaje anterior me había parecido de lo más delicioso y tenía la necesidad de enfrentar Roca del Crit al “mejor plato de setas de España”. Aprovechando una visita a San Sebastián, sin duda una visita imprescindible a Amaia y su hijo Amaiur, un lugar de perdición (en el mejor de los sentidos) gastronómica. Ganbara es una barra rebosante de personas y un restaurante puro situado en el casco viejo de Donosti donde practican ¡y de qué manera! la cocina vasca más perfeccionista.

 

En este lugar se cocina un plato de setas, perdón, se cocina el plato de setas a partir de hongos locales que guisan al momento, en su punto justo de jugosidad, con un toque de finas hierbas y una guarnición de yema de huevo fresca. El resultado es una explosión de sabores emocionantes.

 

El resultado de beber Roca del Crit con el plato de hongos fue delicioso, y eso que el huevo crudo, a la hora del maridaje, es uno de los productos con más riesgo y que más modifican la percepción del vino. Sin embargo, la frutosidad de la Garnatxa se entendió a la perfección con el huevo, generando una combinación fantástica y potenciando la terrosidad de las setas. Una combinación de poder a poder con uno de los platos más emocionantes que se puedan degustar en el país vasco.

 

Ganbara

San Jeronimo Kalea, 19, 20003 Donostia, Gipuzkoa